Para dejar de ser un cebollita… consejos de Heads-Up

Es esencial para cualquier jugador de Poker saber disputar el Heads-Up final. Es el momento donde todo se define y debemos estar preparados para afrontarlo de manera muy distinta a las anteriores etapas...

Tiempo estimado de lectura:3minutos, 1segundo

Lo primero que tenemos que eliminar de nuestra cabeza es el concepto de ICM, ya que llegado el Heads-up no se aplica. Ambos tienen garantizados el premio del segundo lugar y juegan por el premio extra del primer puesto. Por otro lado, existen dos factores claves a la hora de disputar el HU: la agresividad y la posición.

Obviamente, estamos casi obligados a ver acción, ya que si esperamos a tener par de ases, no sería para nada rentable. Además, conectaremos sólo una cada tres veces al Flop, por lo que, “la iniciativa suele llevarse el pozo”. En consecuencia, es aconsejable apostar con manos más marginales y proyectos.

Jugar con posición, que será cuando estemos en la Ciega Chica (SB), nos dará el poder de subir y pagar con un amplio rango de manos, salvo, claro está, que nuestro rival de turno, responda habitualmente con un 3-bet.

Otro factor a tener en cuenta -básico en el Poker- es el estudio de nuestro oponente y adaptarnos a él. Cuando llegue el HU, ya habremos estado jugando con él un largo rato, por lo que deberíamos conocer su estilo. Disponer de esta información, es clave para realizar nuestros movimientos y analizar el grado de agresividad que vayamos a usar.

Es muy importante basar nuestra estrategia según el tipo de rival que tengamos enfrente:

  • Conservador-Pasivo:

Deberíamos subir con un amplio rango de manos: hacer una apuesta de continuación al Flop el 100% de las manos, ya que este tipo de oponente sólo nos pagará cuando haya conectado juego. Si no tenemos una buena mano o un proyecto digno, Foldear ante una apuesta del villano sería la decisión correcta. Lo más aconsejable es que juguemos gran cantidad de manos, para ir debilitándolo poco a poco.

  • Suelto-Pasivo:

Frente a este tipo de rivales, no debemos jugar manos débiles si este demuestra interés. Lo mejor es apostar por valor cuando hayamos conectado y subir Pre-Flop cuando tengamos buenas cartas. También tener un buen “timing” para el Bluff, nos ayudará a recolectar más cantidad de fichas… per siempre manteniendo un pozo moderado.

  • Conservador-Agresivo:

Frente a ellos debemos ser agresivos y subir siempre desde el Botón, ya que a este tipo de jugadores no les gusta jugar fuera de posición. Es fundamental buscar y encontrar tendencias en sus apuestas o debilidades en su juego para lograr batirlos.

  • Suelto-Agresivo: 

Aquí podríamos disputar una guerra de subidas y re subidas Pre-Flop, aunque aconsejamos tener paciencia y contraatacar con una buena mano. Si nuestro rival de turno esta corto en fichas y comienza a jugarse una y otra vez, deberíamos ampliar nuestro rango de manos, ya que es muy probable que lo esté haciendo con cualquier tipo de cartas.

Luego de una basta experiencia, llegamos a la conclusión de que la mayoría de los jugadores “muta” su estilo de juego cuando queda mano a mano. Diversos factores influyen tales como el cansancio, el relajarse si hubo un “deal” previo, el conformarse con el segundo puesto, el aplicar la metodología de “small-ball”, etc. Es Estudio Poker tenemos varios jugadores que saben jugar HU realmente bien -y otros que son paupérrimos-. Aconsejamos que lean nuestro artículos que los ayudar{a de a poco a ganar confianza y sabiduría en este tipo de situaciones.

Comentarios

comentarios

Etiquetas