No agredir a los mucamos!

En ciertas ocasiones es conveniente no atacar a los que "limpean"... con un buen juego Post-Flop se consigue más rédito...

Tiempo estimado de lectura:3minutos, 24segundos

Castigar a los “limpers” es una frase común en la jerga del Poker. Sobre todo en Mesas Cash. Muchos pagan la ciega obligatoria para ver más Flops y baratos. Algún que otro “squizee” desde BB es una jugada apropiada con manos que jueguen bien Post-Flop… pero no siempre es la jugada correcta.

Para todos aquellos que juegan Cash o Torneos en niveles bajos o medios, sabrán que una gran cantidad de jugadores realizan un limp (sólo pagar la ciega grande), con un amplio rango de manos y desde cualquier posición. Su objetivo no es otro que ver un Flop barato y tratar de mejorar su mano débil. Su pensamiento es que si su mano no es fuerte Pre-Flop, no merece la pena subir la apuesta.

Una buena estrategia para enfrentar a este tipo de jugadores es realizar subidas con un rango amplio de manos. Siempre con el objetivo de llevarnos el pozo antes del flop o luego, con una apuesta de continuación del 50% cuando haya uno o dos limpers en la parada. El Fold-equity es favorable ya que si no conectan nada, es probable que suelten dócilmente. En general, si al enfrentarnos a un limper llega al Turn, es muy probable que haya mejorado su juego con el board. Por ende, si estamos en Bluff, la mejor opción es entregar nuestra mano, ya que nuestro adversario pagará una nueva apuesta en el river.

Otro punto importante a tener en cuenta es no atacar a todos los limpers por igual, debido a que algunos jugadores realizan esta jugada con manos fuertes o “Premium”, esperando que otro participante agresivo suba la apuesta para luego re-subir. Por eso, existen dos situaciones en donde no es conveniente atacar a los limpers. Una de ellas es cuando un jugador que raramente realiza esta jugada la utiliza o esgrime una estrategia conservadora. Contra este tipo de participante no conviene hacer un bluff ya que usualmente tendrá una mano fuerte. La otra situación es cuando nos enfrentamos a un jugador que hace limp ocasionalmente desde posiciones tempranas para “atrapar” con una mano fuerte.

Veamos un ejemplo:

Las ciegas de un torneo están en 1.500/3.000 con ante de 300 y estamos ubicados en la ciega chica con 9-9 y un stack de 142.000 puntos (47 ciegas grandes). El jugador del Cut-off hace “limp” con un stack de 97.000 puntos (32 ciegas grandes) y el botón foldea. La ciega grande tiene 38.000 puntos (13 ciegas grandes).

En esa situación es preferible no atacar al limper, ya que si realizas una subida de 4.5 ciegas grandes es muy probable que nuestro oponente nos pague con un rango amplio de manos y deberemos jugar post-flop fuera de posición con una mano que generalmente no será el par mayor del Flop. Además, si el Flop viene con cartas bajas podremos estar perdiendo contra un par mayor del Cut-off que hizo “Slowplay” Pre-flop o contra un set si tu rival hizo limp con un par pequeño y conectó el Flop.

Por ende, si no tenemos mucha información del rango de manos con el cual hace limp nuestro adversario de turno, es preferible tomar la ruta segura y hacer lo propio desde la ciega chica. Pero si conocemos al oponente y sabemos que hace este tipo de jugada con manos débiles, deberíamos atacarlo con una subida.

En Estudio Poker creemos que variar el juego en Cash puede ser redituable. Sobre todo contra jugadores regulares. De esta manera, polarizamos nuestro rango llevamos la delantera en la agresividad y nunca sabrán fehacientemente que cartas tenemos. Castigar o no a los “limpers” dependerá de quién sea el oponente, el Stack que le quede atrás y la fuerza de la mano nuestra y la que le asignamos al rival. Con el correr de los artículos iremos desculando todo este rango de posibilidades para mejorar aún más nuestro juego.

Comentarios

comentarios

Etiquetas