16 buenas rutinas para repetir

Como en la vida, en el Poker hay buenos y malos hábitos que te permitirán sobrevivir en un ecosistema por demás complicado. 

Tiempo estimado de lectura:5minutos, 3segundos

1. Juega cuando estés descansado

 

Tú debes determinar cuando jugar y si lo haces. Piensa en el descanso y el Poker como algo que debería ir de la mano. Si no has descansado bien, no jugarás bien. Podrías cansarte durante la sesión, pero no hay razón para comenzar a jugar con ese nivel de cansancio.

Acostúmbrate a descansar siempre antes de empezar a jugar y entrarás en la partida con un nivel óptimo de energía, concentración y atención.

2. Juega cuando tengas fondos

 

Solo deberías ponerte a jugar con un bankroll sólido. Convierte esto en una rutina, como coger las llaves del coche antes de salir de él. ¿Pocos fondos? No juegues. Espera a tener suficientes fondos. Después de un tiempo será impensable volver a jugar por encima de nuestras posibilidades.

3. Organiza y checkea tus cartas de forma metódica

 

Adquiere el hábito de cuidar tus cartas y de verlas siempre de la misma manera. Me gusta mirarlas en el momento en el que tengo las dos cartas en mi poder y entonces ver como el resto de jugadores miran sus cartas. A algunos también les gusta mirarlas de inmediato, mientras que otros prefieren esperar su turno para actuar antes de mirarlas.

Elige una forma y síguelo a rajatabla. Hazlo siempre de la misma manera hasta que se convierta en una rutina.

4. Memoriza tus cartas cuando las mires

 

No hay razón para volver a mirar tus cartas. Eso da información potencial e innecesaria a tus rivales. Míralas una vez, repítelas para ti mismo, y recuérdalas. Si no eres capaz de memorizar dos cartas, no deberías jugar al Poker.

5. Protege y cubre tus cartas

 

Después de checkear y memorizar tus cartas, ponlas juntas y cúbrelas con una ficha o cualquier otro protector. Querrás que se convierta en algo habitual, de manera que no reveles ningún tipo de información por la forma de colocarlas.

6. Haz una pausa, al menos un momento, antes de actuar, incluso si es un fold obvio

 

Haz esa pequeña pausa antes de actuar cada una de las veces sin que esto revele que estás pensando mucho que hacer con tus cartas antes de tomar la decisión. Si tienes que tomarte más tiempo para hacer un call difícil obviamente puedes hacerlo, pero tu hábito tiene que ser, automáticamente, darte dos o tres segundo para actuar en cada acción.

7. Decide lo que va a hacer antes de actuar y actúa con decisión

 

A muchos jugadores les delatan sus movimientos antes de actuar. No lo hagas. Tómate el hábito de pensar antes de que te traicionen tus acciones y tus palabras. Entonces, cuando decidas lo que hacer, actúa de forma determinante.

8. Observa el comportamiento del resto de jugadores

 

Aprovecha algunos momentos para mirar al resto de jugadores, especialmente si estos están todavía comprobando sus cartas. Siempre obtendrás información valiosa de ellos, pero solo si estás mirando. Tras un tiempo, esto se convertirá en algo habitual.

9. Habitúate a calificar a tus rivales y a repasar cómo lo has evaluado

 

Deberías acostumbrarte a usar una o dos palabras para describir a cada uno de tus rivales de mesa (e.j., “fish,” “maniaco,” “LAG,” “TAG,” “roca”) y trata de recordar a cada tipo de jugador cuando los mires en las mesa.

10. Organiza tus fichas

 

Organiza tus fichas de la forma adecuada y de una manera lógica que te permita contarlas de manera rápida y fácil.

11. Tómate un descanso de forma regular

 

Haz un parón cada 30 minutos para descansar durante al menos un minuto. Te ayudará a mantenerte más concentrado, despierto y reflexivo.

12. Sonríe

 

Matnener a los rivales relajados y receptivos hacia a ti nunca hizo daño a nadie. Debes convertir en algo natural el hecho de tener una sonrisa preparada para tus rivales (especialmente para el jugador de tu izquierda).

Incluso si eres alguien introvertido y tímido por naturaleza, debes adquirir el hábito de sonreír. Eso te ayudará a convertirte en más amigable y hará que tus rivales jueguen más blando contra ti. Y sonriendo, tienes la ventaja de que te sentirás mejor.

13. Respira profundamente

 

Respirar de forma profunda y relajada tiene un efecto calmante. En cuanto adquieras el hábito de respirar de una forma relajada, tenderás a ser más calmado y pensativo, justo el estado mental que quieres tener cuando debes tomar decisiones importantes.

14. Siéntate de forma correcta y cómoda

 

Muchos jugadores tienden a encorvarse y espatarrarse cuando juegan, lo que hace que su cuello y su espalda se compriman. Estos es realmente incómodo a corto plazo, potencialmente peligroso a largo plazo, y crea una sensación de malestar que no te deja pensar de la forma correcta.

Adquiere el hábito de sentarte recto, con los hombros relajados y la cabeza levantada.

15. Haz una buena selección de mesa

 

Cada vez que entres en una sala de Poker, deberías tomarte un tiempo para encontrar la mejor mesa y el mejor asiento para tu sesión. Hacerlo debería ser automático. Deberías estar siempre atento a este ingrediente clave para ganar dinero en el Poker.

16. Toma nota de la sesión y de los jugadores

 

Ya sea durante el juego o inmediatamente después deberías habituarte a tomar notas sobre tus rivales y de su manera de jugar. Estas notas tendrán un valor incalculable para las sesiones futuras y te ayudarán también a examinar y pensar en tu propio juego.

Fuente: Ashley Adams para PokerNews España. 

Comentarios

comentarios

Etiquetas